Buenas prácticas en manejo de insumos permiten disminuir costos de producción, mejorar calidad y proteger el medio ambiente

 

Para conservar la calidad de la cosecha y el cuidado del medio ambiente.

Fuente: Min Agricultura

 

 

Bogotá, mayo 23 de 2017 (@MinAgricultura @aurelioIragorri). Anualmente en Colombia se utilizan 2,3 millones de toneladas de insumos en la actividad agrícola, de acuerdo a los reportes de comercialización, siendo uno de los paises que más utiliza estos materiales en la agricultura impactando los costos de producción y el medio ambiente.

 

En tal sentido, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural promueve entre los diferentes sectores la aplicación de buenas prácticas en el uso de agroinsumos para conservar la calidad de la cosecha, disminuir costos y proteger el medio ambiente.

 

 

 

“Las buenas prácticas las estamos cubriendo con la asistencia técnica y el permanente acompañamiento a los productores con sus gremios, para que no solo conserven actividades tradicionales de la siembra sino también para que conozcan nuevas prácticas favorables para la siembra y la reducción de costos en la producción”, expresó el Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia.

En cuestión de uso de insumos, la cartera rural por medio de autoridades como el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), hace seguimientos y control técnico-científico del registro, producción, importación, comercialización y uso de fertilizantes, acondicionadores del suelo y Bioinsumos Agrícolas, tipo agentes microbiales, inoculantes biológicos y extractos vegetales, para la nutrición de las plantas, prevención, control y erradicación de plagas, y acciones similares para mejorar la producción y productividad agrícola.

A través de los gremios, también se promueve un monitoreo riguroso de las sustancias, desde la dosis, época y forma de aplicación, pasando por las etapas

 

de revisión del comportamiento de la aplicación hasta los efectos evidenciados sobre la cosecha, velando siempre por la sanidad e inocuidad de los productos.

En temas de comercialización y para facilitarle al productor el acceso a este complemento, el MinAgricultura por medio de Vecol, entidad vinculada, ha dinamizado el mercado con una distribución en promedio 11% por debajo del precio de los principales competidores del mercado. Desde 2015, los precios con Vecol han sido los más bajos, oscilando entre 3% y 18%.

Los fertilizantes equivalen al 4% del PIB Agropecuario, similar a lo que representan sectores como papa, plátano o porcino. En el PIB Agropecuario del 2016, este sector representó $56,2 billones, cifra que evidenció los fertilizantes más demandados en el país, Urea (11% de las ventas totales), Cloruro de Potasio (7% de las ventas totales), 25-4-24 (7% de las ventas totales) producto destinado al café, 15-15-15 (6% de las ventas totales). Este último cuenta con 73 licencias activas ante el ICA.